LA FELICIDAD DE TENER AMIGOS

🎵 “Yo quisiera tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar…” 🎶

Así empieza una de las famosas canciones del cantante brasileño Roberto Carlos. ¿Porqué dice eso esta canción?, ¿no es verdad que si estuviéramos en un karaoke y no sabemos cantar o no tenemos una buena voz, nos cohibimos de cantar?. Pero si en la habitación donde estemos todos fueran nuestros grandes amigos, así nos  salgan gallos al cantar, ¡lo haríamos a voz en cuello!, pues todos la pasaríamos de maravilla, porque todos somos amigos, ¿verdad?.

Y tú, ¿tienes amigos?, ¿Cuántos amigos tienes? Te has dado cuenta que a veces en la red social tenemos 100, 300, 1000 amigos y realmente no conoces a ninguno. Te has sentido alguna vez cómo esta joven que dijo:

Estoy rodeada de amigos, pero no tengo amigos.” Así describe Shayna, de 21 años, la experiencia de estar rodeado de personas sin sentirse especialmente allegado a ninguna”.

Esa sensación es común sobre todo entre quienes pertenecen a una red social. “Uno puede tener una lista de amigos enorme y parecer muy popular —asegura Serena, de 22 años—, pero es posible que esa lista no signifique nada.”

Tú, ¿qué preferirías tener: cientos de contactos, o unos cuantos amigos de verdad? Aunque ambas opciones ofrecen ventajas, un verdadero amigo puede apoyarte en momentos difíciles y ayudarte a ser mejor persona. Por eso ¿cuán importante es tener amigos? ¿Son necesarios?

LOS AMIGOS NOS BENEFICIAN

La amistad de un amigo supera con creces al de un conocido. Ayuda a nuestro crecimiento emocional, intelectual y espiritual. Tener amigos nos ayuda a madurar como personas. Socializar con amigos nos hace bien a la salud mental. Refuerza la autoestima. Ayuda a canalizar el estrés. Te ayuda a tomar decisiones. Te apoya y acompaña en la resolución de problemas. Aumenta tu sentido de pertenencia a un grupo. Se liberan endorfinas, relacionadas con la sensación de bienestar para no deprimirnos. En resumen, tener amigos verdaderos hace que seamos más felices.

Los amigos verdaderos nos ayudan a nuestro crecimiento emocional, intelectual y espiritual.

La amistad es una de las relaciones más profundas que existen, tanto que hasta Dios nos pide ser sus amigos. ¿Por qué? A un amigo verdadero, uno le cuenta sus secretos más íntimos, no hay temor de expresarse. Fácilmente podemos perdonar a un amigo. Hay personas que hasta pasan por alto más los errores de un buen amigo que las de su propio cónyuge. La amistad es complicidad. La amistad es aventura. La amistad es lealtad. La amistad es amor.

De hecho, tener buenos amigos aumenta la esperanza de vida. Nos ayuda a superar enfermedades severas como el cáncer. Un estudio realizado por la Universidad de California (EE. UU.) entre 3.000 mujeres con cáncer de mama reveló que las pacientes sin amigos íntimos tenían un riesgo de fallecer cuatro veces más alto que las que tenían diez o más amigos que les brindaban su apoyo durante su tratamiento. Datos obtenidos del siguiente enlace: Revista Clara – Bienestar y Salud

Las buenas amistades nos hace más felices

Sin embargo, hay personas que creen erróneamente que cuando empiezan una relación más íntima, se acaba la amistad. Algunos preguntan, ¿Son novios o son amigos? Como si la amistad terminara con el noviazgo. Algunos piensan: De amigos pasamos a ser novios, de novios pasamos a ser esposos, de esposos pasamos a ser padres y… ¿La amistad, dónde quedó? ¿Debería ser así?

Pues no, debería ser de esta manera: De amigos, pasamos a ser buenos amigos al ser novios, de novios pasamos a ser excelentes amigos al ser esposos, de esposos pasamos a ser grandes amigos al ser padres y así sucesivamente. La amistad es una de las relaciones que no acaban nunca, ni con el noviazgo, ni el matrimonio, ni cuando vienen los hijos y nietos. Es una de las relaciones que duran para siempre.

“Anda despacio cuando escojas a tus amigos, pero cuando los tengas, mantente firme y constante.”

                              Sócrates

Lamentablemente, a veces la amistad con un gran amigo puede terminar. Tal vez por orgullo, o por no saber compartir, o por no perdonarnos los errores, o por falta de comunicación sincera, o por la distancia, quizás porque dejaron de comunicarse y con el tiempo se olvidaron, o quizás porque pensamos que la amistad con nuestros amigos termina cuando encontramos pareja. Es verdad que su nueva pareja se convierte en su mejor amigo(a). Pero, no rompe la amistad de nuestros otros amigos.

¿Has perdido a un buen amigo(a)? ¿Quizás por alguna de las cosas mencionadas en este artículo? ¿Crees que valdría la pena volver a amistarse con esos grandes amigos del pasado que perdimos por alguna razón? Si fueron grandes amigos en el pasado, ¿pueden seguir o volver a ser amigos aún ahora?. Te animo a que lo consideres y busques nuevamente a esos amigos y amigas que perdiste en el tiempo. Puede que al re-encontrarse necesiten tiempo para volverse a conocer, y forjar nuevamente esa amistad que alguna vez tuvieron. Cuantas cosas nuevas tendrían para compartir, quizás ya se casaron, tuvieron hijos, quizás algunos de sus hijos tienen tu nombre porque ellos nunca te olvidaron. ¡Cuantas lágrimas de felicidad para compartir!.

Nuestros amigos pueden ser de todas las edades y de distinto sexo.

Por otra parte, aunque que quizás nunca logremos reconciliarnos con nuestros antiguos amigos, eso no significa que no podemos tener nuevos amigos. Podemos y debemos ampliar nuestro círculo de amistades. No necesariamente nuestros amigos tienen que ser de la misma edad o del mismo sexo. Podemos tener grandes amigos de todas las edades hombres y mujeres, si nos lo proponemos. Aquí les dejo un test, para que vean lo fácil que podría ser buscar nuevas y verdaderas amistades que duren para siempre, aunque el test está dirigido principalmente a los jóvenes, los adultos también podemos beneficiarnos: Test para conseguir nuevos amigos

En resumen, la verdadera amistad es más que mantenerse en contacto con alguien. Significa que los amigos se quieren, se comprenden, se tienen paciencia y se perdonan los errores. Estas cualidades hacen que una amistad valga la pena. Es una de las relaciones más profundas y bonitas que podemos tener.

En realidad, la verdadera amistad nos trae, ¡VERDADERA FELICIDAD…!

“No tengo problemas con mis enemigos, puedo ocuparme de ellos en una pelea. Pero mis amigos, mis verdaderos amigos, Ellos son los que me hacen andar en el pasillo por las noches.”

                            Warren G. Harding
                                   1921 – 1923

Para finalizar les dejo un hermoso video que habla de la verdadera amistad interpretado por Carole King con el tema: “youve got a friend” (Tú tienes un amigo).

[IT_youtube url=»https://youtu.be/IBh0NGNnRFY»]

¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO QUE ACABAS DE LEER? DÉJAME UN COMENTARIO. GRACIAS 😊

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.