Poema: “El Ocaso”

                      EL OCASO     

Estoy aquí en la playa frente al mar
En el umbral de una puesta de sol
Aún tibia la arena, mis pies acaricia
El calor se ha rendido y hay brisa
Algo bello ocurrirá y estaré presente
el sol  al finalizar el día estará ausente
Las nubes retoman variados  matices
La luz del día ya  agoniza y sus destellos
Dibujan un paisaje de horas muy felices
El Sol lenta pero inexorablemente
Se sumerge  en el mar.

El tiempo se detiene.

El sol desaparece y surge la noche
Las nubes se asemejan a lenguas de fuego
Mil gamas de colores pintan el cielo
Como una oración cual gaviota en vuelo
Doy gracias a Dios por esta maravilla
Es el ocaso.Ya entonces el sol no brilla
La oscuridad y lo ignoto es lo que queda.           
Y así es, como toda vida a su fin llega
Es que perdemos con el  tiempo la fuerza
La plenitud física y hasta la importancia
Hay que luchar diario y vivir con amor
Dejar tras de ti una estela de luz y color
Que heredemos recuerdos hermosos
Cuantiosos ratos de amor preciosos
Enseñanzas útiles, buenos consejos
Un cúmulo de cálidos actos bondadosos
Que sean como esos brillantes celajes
Que surcan los cielos en místicos viajes
Que ojalá, como cuando el sol se pone
Al llegar el ocaso con nuestra partida      
Se consuelen todos y en su corazón…
Guarden grato recuerdo de nuestra vida.

 

                      Autor: Maribel Torres

¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO QUE ACABAS DE LEER? DÉJAME UN COMENTARIO. GRACIAS 😊

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.